ProAmbiente

Buscar

Noticia | 12/07/2018
 
Intercambio de experiencias en Ecuador: diálogo de expertos en formación forestal

Al año 2015, se estima que en el sector forestal maderable del Perú trabajan cerca de 883 813 personas, de los cuales un 90% se encuentra bajo condiciones de informalidad y un 89% desempeña labores operativas en base a conocimientos adquiridos de manera empírica. De ellos, el 16% está concentrado en el manejo forestal, el 12% pertenece a la primera transformación de la madera y el 72% a la segunda transformación. De esta última, la fabricación de muebles reúne la masa crítica de trabajadores (45%).

Por otro lado, en Ecuador, el sector forestal, madera y muebles genera alrededor de 235 000 puestos de trabajo directo (5,5% de la población económicamente activa) y miles de puestos adicionales indirectos (2,75 % de la PEA para el año 2003). La importancia del sector es que gran parte de este empleo es generado a nivel rural y en ciudades pequeñas, donde se concentra mucha actividad artesanal.

Con una norma aprobada desde el 2009, el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional brinda el servicio de certificación de competencias para calificar la ocupación de Carpintero. Dicha acreditación tiene una vigencia de 4 años y ha permitido elevar la calidad de los cuadros técnico-operativos, con lo cual por año se certifican alrededor de 150 personas. Además, en diciembre de 2017, se inició la carrera tecnológica con formación dual en procesamiento industrial de la madera, en la provincia de Azuay, y este año se prevé iniciar la carrera en Quito.

Por ello, con la finalidad de contribuir a la mejora de las competencias de los cuadros técnicos en el Perú, de modo que cumplan estándares mínimos de calificación para aumentar la productividad y disminuir el sector informal en todos los eslabones de la producción forestal, representantes del Ministerio de la Producción y del Instituto Tecnológico de la Producción a través del CITEmadera, viajaron del 25 al 28 de junio a las ciudades ecuatorianas de Quito y Cuenca. Los funcionarios participaron ahí de un diálogo de expertos con sus pares del sector público y privado, de nivel nacional y subnacional. 

Durante la visita, la delegación peruana tuvo oportunidad de intercambiar experiencias con funcionarios vinculados al sector forestal y formativo del Ecuador, como la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana, y el Innovacentro de la Madera y el Mueble de Cuenca. En el intercambio se trataron temas como el diseño e implementación de la formación profesional dual; el fomento productivo del sector madera y mueble, a través del aumento de las competencias laborales, y la articulación entre el sector público y privado en la ejecución de las carreras técnicas vinculadas a la transformación de la madera. 

Luego de cuatro días de reuniones y visitas, los expertos de las instituciones peruanas manifestaron que este tipo de experiencias de intercambio son muy provechosas, ya que, debido al similar contexto cultural, económico y político de un país latinoamericano, las soluciones alcanzadas en temas que en Perú están aún en desarrollo sirven de mucho para evaluar el camino ya recorrido en el proceso de implementación de un piloto de formación dual para el sector forestal maderable.

Los participantes destacaron algunos puntos para avanzar positivamente con el piloto peruano: (i) el fortalecimiento de la organización gremial es importante para la sostenibilidad de cualquier iniciativa que vincule a las empresas con procesos formativos; (ii) en la primera etapa de implementación es importante el acompañamiento de actores con experiencia en la metodología de formación dual, y (iii) el compromiso de las empresas se debe fortalecer a través de la sensibilización sobre el significado de la formación dual, así como a través de datos concretos que muestren la relación costo-beneficio de contar con colaboradores capacitados en un centro formativo vinculado a sus procesos productivos.

El dialogo entre expertos latinoamericanos ha fortalecido la relación entre pares del sector público, quienes ya han marcado una agenda de cooperación para asesorar el diseño de la formación dual para técnicos del sector forestal maderable peruano. 

Este intercambio de experiencias en Ecuador fue posible gracias al apoyo de la cooperación alemana, implementada por la GIZ, a través del programa ProAmbiente II.